Consumibles compatibles ¿Qué son? ¿Son seguros para mi impresora?

diciembre 8, 2019

La definición de la palabra compatible según la Real Academia de la Lengua es: “Dicho de una persona o de una cosa: Que pueda estar, funcionar o coexistir con otra”.

Referido a los consumibles informáticos diremos que es aquel que puede funcionar en un dispositivo de impresión de un fabricante determinado pero que no es fabricado por este.

Para precisar más, tenemos que aclarar el concepto de reciclados que a veces se utiliza de forma equivocada. 

Un consumible reciclado es aquel que se fabrica a partir de cartuchos originales que se han agotado. Hay dos situaciones que se pueden dar: que simplemente se haya añadido el tóner o la tinta gastado, en cuyo caso deberíamos llamarlos rellenados y aquellos que utilizan las “carcasas” originales, se desmontan, se substituyen las piezas deterioradas y finalmente son rellenados. En este caso se suelen denominar remanufacturados. Una matización: para considerarse remanufacturados, basta con que algunas pocas piezas sean reutilizadas. Xerox es uno de los principales fabricantes de este tipo de cartuchos para utilizarse en impresoras, HP, Canon etc.

¿Porqué se dan todas estas situaciones si parecería lógico que cada fabricante intentase reservarse la fabricación de los consumibles de sus propias impresoras? En primer lugar, las mecánicas de muchas de las impresoras vendidas bajo una marca son de otra marca, que las fabrican para ese y otros fabricantes. Es decir, no son los dueños de las patentes. En segundo lugar, hay cientos de modelos de impresoras que han dejado de fabricarse hace años y a los fabricantes no les resulta rentable mantener una fabricación y distribución del consumible pero que si obtienen ingresos por dar los derechos de patente a fabricantes de Marca Blanca. Por último, vender la patente a fabricantes de países que producen a bajo coste, es una forma de combatir a aquellos fabricantes de estos mismos países que amparados en sus legislaciones nacionales simplemente copian y fabrican los consumibles sin ampararse en patentes; estos serían lo que llamamos consumibles piratas y son perseguidos legalmente.

Entre cartuchos rellenados, compatibles y remanufacturados hay diferencias de calidad. 

Cartuchos rellenados

Sólo se recomiendan en los casos en los que el consumible original ya no se venda.

Las razones principales para ello son fácilmente entendibles:

Cuando un fabricante produce un cartucho de tóner que después de 2500 copias se va a desechar utiliza piezas que garanticen el funcionamiento para ese número de impresiones más el margen suficiente para evitar fallos, pero no para durar varios ciclos de vida. 

Un cartucho de tóner cuando se introduce en una impresora se engrana con ella y se convierte en una pieza mas que si falla puede acortar su vida o averiarla. 

El proceso de la recuperación de cartuchos para su rellenado que empieza por “tirarlo” al contenedor es poco cuidadoso y en el caso de los cartuchos de tinta esta puede haberse comenzado a secarse en su interior.

Dado lo complejo del proceso de la obtención de “vacíos”, el precio no suele ser muy inferior al del original. 

Cartuchos reciclados remanufacturados

La producción de estos cartuchos es un proceso más serio que el del simple rellenado. Aquí los factores claves son la duración previstas de las piezas reutilizadas, el rigor del proceso de desmontaje, piezas empleadas en la sustitución de las averiadas que pueden a su vez ser reutilizadas o nuevas y el control de calidad que se establezca antes de salir de nuevo a la comercialización. 

La experiencia nos dice que aquellos cartuchos de tóner considerados de gran capacidad son susceptibles presentar una progresiva perdida de calidad con el número de copias. La causa es que el cilindro sobre el que el laser o led “dibuja” la imagen está magnetizado para durar un número copias. A medida que va perdiendo esta característica, le lleva a fijar menos tóner y hacer que la impresión cada vez sea mas clara y que el depósito interno del cartucho llegue a rebosar, saliendo y manchando la impresora.

El principal fabricante de este tipo de cartuchos es Xerox.

Cartuchos compatibles nuevos

El mayor volumen de cartuchos compatibles vendidos se corresponde con esta categoría. Se trata de cartuchos que se fabrican con piezas nuevas a costes muy inferiores a los de los fabricantes originales. 

La pregunta obvia es si esta diferencia de precio incide directamente sobre la calidad. Precisaremos en primer lugar que la inmensa mayoría de los cartuchos originales realmente no son producidos en fabricas propias sino por terceros. En segundo lugar, el precio del consumible original no se deriva principalmente del coste de fabricación, sino que sobre él repercuten los gastos de I+D, gastos generales y beneficio fijado por el fabricante.

Lo que sí es seguro es que los fabricantes de consumibles que producen para las marcas (HP, Brother, Canon, Epson etc.) lo hacen con rigor y un control de calidad máximos como se demuestra por el ínfimo porcentaje de incidencias.

Otro factor diferenciador entre el consumible original y el compatible en cualquiera de sus variantes es el propio tóner o tinta que va dentro de las carcasas. No todos los tóner ni tintas son iguales. 

Referido al tóner el diámetro del grano va en relación directa a la resolución de la impresora. El fabricante cuida que para cada impresora el tamaño sea el óptimo para obtener la máxima calidad. Otro factor es el comportamiento cuando se imprime a alta velocidad ya que ha de transferirse el tóner al tambor, del tambor al papel, fundirse y secarse en milésimas de segundo y para cada caso el tóner debe ser el específico.

Para el caso de la tinta, el factor diferencial es la calidad del resultado obtenido. La impresión en color teóricamente se debería obtener mediante la suma de los colores cian, magenta y amarillo. Vemos con los pigmentos de que disponemos solo se obtienen resultados aceptables cuando añadimos el color negro. 

Para impresión fotográfica a medida que se desea una mayor calidad, los fabricantes introducen otros colores de apoyo como el cian claro, el magenta claro y para mas calidad aún distintas variantes de negro, grises etc. incluso hay impresoras que utilizan específicamente el naranja y el verde.

Todo esto implica que hay un software que el fabricante calibra para los pigmentos que vende con el que se dan los resultados óptimos. En cuanto los pigmentos compatibles no repliquen idénticamente las características de los originales el resultado impreso se alejará del deseado.

Otra cuestión no menor, es que en función del modelo de la impresora es posible que la tinta pase por conductos o el interior de cabezales no reemplazables mas que por el servicio técnico a un elevado coste. En este caso los residuos que pueda dejar una tinta compatible o los químicos que pueda contener pueden acortar la vida de estos.

En nuestro caso los consumibles compatibles que ponemos a la venta son el resultado de muchos años de experiencia y tienen garantía de sustitución, pero la decisión de su utilización es solo suya.

Conclusiones:

El factor que determina considerar el uso de un compatible es el precio o, dicho de otra manera, si el compatible costara igual que el original nadie lo utilizaría.

La decisión para la utilización es compleja y debe ser el resultado de considerar todos los factores que intervienen:

  • El económico
  • La tecnología del dispositivo
  • La calidad requerida
  • El valor del dispositivo
  • La producción
  • La garantía
  • El alquiler tecnológico

Para ayudarle a fundar esta importante decisión hemos elaborado un asistente basado en inteligencia artificial que le indicará cómo de recomendable es y por qué.

Visita nuestro asistente de consumibles compatibles.

Categorizado en: , ,