Venta de impresoras

Teléfono de atención: +34 91 489 81 75
Carro de la compra
0

Impresoras de todos los tipos

Nuestras impresoras

Duplicadoras, faxes, impresoras 3D, impresoras monocromas o de color, impresoras de etiquetas y tickets, impresoras de calidad fotografica inkjet, impresoras o plotters de gran formato, impresoras matriciales también denominadas de agujas, impresoras multifuncion con o sin fax monocromas o de color, impresoras portatiles e impresoras de tarjetas.



Disponemos no solo de los consumibles que utilizan las impresoras sino que además ofrecemos a la venta una variedad de ellas a buen precio.

La oferta es grande y no siempre es fácil la selección del modelo mas adecuado para nuestro trabajo.

A veces son varios los modelos que cumpen con nuestras exigencias y entonces ya es sólo una cuestión de preferencia por una marca. En ocasiones la optima solución implica adquirir mas de una impresora.

La elección depende de varios factores:



Color si o color no

La primera pregunta que debemos hacernos es si necesitamos imprimir en color o nos basta con imprimir en negro. Y si es suficiente en negro, cual es nuestro volumen de impresión.

Si el volumen es pequeño, aunque no sea estrictamente necesario imprimir en color disponemos de tantos modelos a bajo precio que hacen las dos cosas que podemos optar por una impresora inkjet que haga las dos cosas.

Por el contrario si nuestra producción en blanco y negro es grande las impresoras láser monocromas nos van a dar una increíble velocidad de impresión, impresión a dos caras y modo de impresión eco para el consumo de menos toner que nos van a permitir ahorrar mucho tiempo y hacer nuestro trabajo más ágil.

Si el color es una necesidad debemos saber que la impresión laser tiene una calidad similar a las de inyección de tinta trabajando con calidad normal y papeles de uso general o multifuncionales.

Pero con la misma impresora inkjet podemos tener una calidad mucho mayor si elegimos configuraciones de calidad alta y papeles estucados o fotográficos. En inyección de tinta a medida que imprimimos con mas calidad tardamos mas tiempo y el coste por copia es mayor.

También hay que contar con el uso al que se destinan los documentos impresos ya que las copias inkjet pueden deteriorarse con el agua y la luz más que las laser.

Para la calidad hay dos factores fundamentales que las limitan: uno es la resolución o distancia entre puntos.


En una impresora laser el límite suele estar en 600 puntos por pulgada y aunque las haya con mas resolución el tamaño del punto y la otra como se distribuye el toner por las fibras del papel que en este caso hace que sea muy difícil pasar de una determinada calidad. En impresión inkjet la resolución suele ser mayor: de 1200, 2400 e incluso más puntos por pulgada, pero sobre todo los tipos de papel hacen que las gotas de tinta se contengan en la zona en la que se han depositado. Además hay papeles con distinto tipos de brillo y acabado.


Impresoras fotográficas.

Si dentro de la impresión en color vamos al segmento de máxima calidad para la reproducción de fotografías o trabajos publicitarios entonces nos interesan impresoras especializadas fotográficas que aumentan la gama de reproducción de color incluyendo colores de tinta más allá de los cuatro básicos, generalmente utilizando magenta claro, cian claro, grises o negros fotográficos. También la resolución de estas impresoras es superior. En este tipo de impresoras es un factor muy importante a considerar el formato de papel que manejan siendo muy recomendable que utilicen el formato Din A3


Cuando el tamaño es decisivo.

Las impresoras de gran formato comúnmente llamadas plotters son en el 99% de los casos impresoras de inyección de tinta que imprimen sobre rollos de papel y su uso básico se produce en entornos de ingeniería y arquitectura para la producción de planos. Hay una gama con resolución suficiente para este tipo de trabajos hasta tamaños Din A1 a precios asequibles. Estos formatos son suficientes ya que el manejo de en el día a día en obra o en el centro de trabajo de formatos mayores es engorroso.

Utilizaciones mas específicas de plotters tienen lugar en estudios de diseños, agencias de publicidad para la confección de materiales para ferias o directamente para empresas de servicios de impresión al público.

Aquí los formatos de impresión empleados son mayores, los tipos de soportes son muy distintos y adecuados a cada uso. En estos casos es muy importante tener en cuenta la velocidad de impresión para poder analizar la rentabilidad de la impresión.


Trabajamos en grupo

Si nuestra tarea la realizamos dentro de un grupo cobran importancia aspectos como la conectividad en red, el control de los costes y funciones que no son estrictamente de impresión como es la digitalización, la copia, el archivo de los documentos u el envío por email.

Hablamos normalmente de equipos multifunción que conviven con impresoras especializadas dentro de la misma red.

Estos equipos pueden ser para uso individual conectados por cable o de manera inalámbrica a los mencionados para conexión en redes locales.


Tinta o toner

Aunque hay equipos multifunción con tecnologías laser e inyección con capacidades similares lo habitual es que la tecnología laser se va imponiendo a medida que el grupo se hace mas grande.

Una excepción la presentan algunos dispositivos de alta productividad de tinta de la marca Epson que compiten en costes y velocidad de impresión.

Un aspecto en muy pocas ocasiones valorado en relación a la tinta es el coste oculto de la factura eléctrica que es sensiblemente inferior en la tinta y el coste de deshacerse de los residuos que también es mas económico en la tinta.

Si queremos hacer un análisis en profundidad deberíamos revisar los datos de consumo de los folletos de equipos similares en ambas tecnologías.



Otras tecnologías

Segmentos de mercado específicos requieren tecnologías como en la Impresoras Matriciales: Este tipo de impresoras fueron de las primeras en implantarse y su forma de imprimir se produce por el impacto de unas agujas sobre una cinta que a su vez transfiere la tinta sobre el papel como lo hacen las máquinas de imprimir.

La matriz de puntos que definen el carácter le confiere la mayor o menor resolución siendo estándar los cabezales de 9 y 24 agujas.

Inicialmente fue el tipo de impresora mas extendido pero a medida que se desarrollaron tecnologías que proporcionaron mayor calidad ha ido siendo restringido a un uso específico para la producción de formulario con copias o impresiones en papel continuo.


Impresoras de etiquetas

La impresión de etiquetas está enfocada fundamentalmente al entorno de la fabricación de productos para su identificación, descripción, caducidad etc. y en el entorno de la logística de manera que se identifique cada paquete y pueda trazarse su distribución a partir de la inclusión de códigos de barras. Estas impresoras utilizan generalmente papel térmico también llamado papel químico que se oscurece por los cabezales y que no requiere de uso de tinta. Es la solución ideal en el entorno descrito pues todo el mantenimiento se circunscribe al cambio de soporte generalmente en rollos.

Un subapartado de este tipo de impresoras son aquellas destinadas a imprimir tickets en terminales de punto de venta en tiendas. En estos casos conviven la tecnología del papel témico y el matricial.


Impresión 3D

La impresión en tres dimensiones es una categoría independiente del resto de impresoras y con una tecnología propia y unos mercados específicos. Las soluciones mas sencillas están destinadas al mercado educativo en ámbitos universitarios de ingeniería o en arquitectura donde el resultado del diseño es siempre un producto en tres dimensiones.


Estas impresoras obtienen el volumen al superponer capas de un filamento plástico que al fundirse se une a la capa inferior dándole volumen. De esta manera se obtiene en tres dimensiones una maqueta de un producto a presentar o a fabricar.

Paradójicamente como el modelado ha de realizarse en programas de tres dimensiones y estos pueden generar visualizaciones volumétricas en cualquier posición con aspectos muy realistas la impresión en 3D del modelo no es imprescindible.

En cualquier caso, la pieza impresa puede perfeccionarse mediante el lijado o la aplicación de materiales para conferirle una continuidad a la superficie y eliminar el “escalonado” que va implícito en esta forma de impresión.

Estos objetos así tratados pueden servir para la creación de moldes para la fabricación del producto final de manera industrial.

Pero las posibilidades de la tecnología van mucho mas allá si pensamos en la substitución del filamento de plástico por otros otros materiales.

Dentro del campo de la medicina ya es posible reconstruir las forma de los huesos para reconstrucciones derivadas de traumas o de cirugías.

Otro campo apasionante es dentro del campo de la biología en el que se trabaja para la producción de tejidos como el de la piel o en la creación de órganos a partir de soluciones con células madre.

Por el lado “macro” se están desarrollando tipos de impresoras para la producción incluso de viviendas.


Los faxes

Los faxes que utilizan la tecnología de la transferencia térmica de tinta o más comúnmente el papel térmico son cada vez menos empleados pues la función de transmisión de documentos es mas sencilla con el correo electrónico o los documentos firmados digitalmente y además no precisan de una línea telefónica independiente.

En la mayoría de los casos si necesitamos esta funcionalidad ha de tenerse en cuenta a la hora de comprar un equipo multifunción para que la incluya.



Impresoras de tarjetas

Esta impresoras tienen por objeto identificar y fidelizar a cliente o miembros de determinadas sociedades.

El ejemplo que todos conocemos de este tipo de tarjetas son las tarjetas de crédito. Este tipo de impresoras nos dan a un precio asequible la posibilidad de producir este tipo de soluciones.